• Foto 2 – Espíritu aventurero: Hverfjall a ciegas. Poco a poco la lluvia hizo acto de presencia, y la niebla nos impedía ver más allá de unas decenas de metros a nuestro alrededor…la inmensidad de espacio que inicialmente vimos que rodeaba el volcán y a nosotros mismos, desaparecía por completo y empezaba una pequeña aventura totalmente inesperada…