«Frailecillo», después de esperarlos con ansia durante todo el viaje, por fin los encontramos en el extremo más occidental de la isla… fue un momento simplemente inolvidable!!