De un tiempo a esta parte, mi hermana y yo siempre viajamos acompañadas de un tercer compañero. En esta ocasión fue Gatán, un alce que adoptamos en Estocolmo, primer viaje que hicimos tras la pérdida de un ser muy muy querido. Llevándole con nosotras, en el fondo es como si una parte de nuestros seres queridos estuviera siempre a nuestro lado, disfrutando los mismos paisajes y aventuras que disfrutamos nosotras y que ni la más bella foto puede reflejar en toda su inmensidad.
Gatán, como buen viajero, disfruta de todas las experiencias que le es posible, y en esta foto hemos querido reflejar algunas de ellas: en las playas de arena negra de Vik; en Godafoss; junto a las fumarolas de Hwerir; degustando una buena Viking; en Seljavellir; a los pies del impresionante Snaefellsjokull; y caminando desde Arnastapi hasta degustar un espectacular e irrepetible Skyrkaka!
AUTOR DE LA FOTO: Beatriz Madrid Prieto
VIAJE DONDE FUE TOMADA: la vuelta a Islandia
CATEGORÍA EN LA QUE PARTICIPA: foto divertida